martes, 18 de diciembre de 2012

El mercadillo solidario de Carmen Lomana.

Antes de nada quiero disculparme por haber abandonado el blog durante cuatro días...
¡Espero que sepáis perdonarme!
Muchos de vosotros sabréis que este fin de semana lo he pasado en Madrid, una ciudad que adoro y en la que disfruto como nadie y como si siempre fuese la primera vez que voy.


Esta vez fui principalmente para acudir al mercadillo solidario que por segundo año consecutivo organizaba mi querida Carmen Lomana.
La mayoría de vosotros sabéis que es una persona a la que quiero mucho y admiro, y por eso quería estar ahí, apoyándola y disfrutando con ella y con muchos amigos.

Carmen con su hermana María José, que es un encanto y que hacía de cajera en el mercadillo.

Un año más Carmen puso a la venta algunas de las piezas de su vestidor con el fin de recaudar fondos para los comedores sociales de las monjas de la caridad de la calle Martínez Campos y para el de Santa Engracia, ambos en Madrid. Y un año más la venta fue un éxito rotundo.

Enamorado del primer vestido verde, que fue confeccionado en exclusiva para Carmen por el que fue diseñador de Armand Basi.

Allí se podían encontrar desde prendas de Zara o Mango hasta grandes piezas de Gucci o Prada. Desde por 5 euros hasta por 1000 euros cualquiera podía hacerse con alguna de las prendas que han estado colgadas en el vestidor de Carmen y que ella ha lucido, como nadie, en diferentes ocasiones.
Yo compré dos vestidos, uno amarillo con volantes para una amiga y otro de lino blanco para mi madre, ambos preciosos y a muy buen precio.


Carmen perfumándome con First Collection, su pefume, que recomiendo tanto a hombres como a mujeres.

En el mercadillo también podías comprar las maravillosas joyas y antigüedades de la joyera Consuelo Sierra, que tiene su joyería en el mismo centro comercial donde se realizaba el mercadillo, en C.C. Moda Shopping. Además del libro de Carmen, "Los 10 mandamientos de la mujer 11", o su perfume y su línea de cosméticos. Y algunos accesorios como tocados o bisutería, preciosos, que hacían artesanalmente unas chicas.
En definitiva, merecía la pena aguantar las largas colas que se formaban a las puertas del local para llevarte a casa un pedazito del vestidor de Carmen Lomana.

Carmen y yo. Me llamaba Oscar Wilde por como iba vestido. Ella guapísima siempre.
 



Espero que os haya gustado el post de hoy y que me perdonéis la ausencia de estos días...
¡Muchas gracias por las visitas y comentarios!




Jaime CM


7 comentarios:

  1. Y mi vestido "Lomana"?. Y soy tu tia María, pero no se como narices hay que hacer, para que salga el nombre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El año que viene traigo "Lomanos" para todaaaaas! Besos tía.

      Eliminar
  2. Me parece super bien lo del mercadillo solidario, aunq1ue no sea pro Lomana la iniciativa esta genial ....Pasate por mi blog y opina sobre Kate o Miranda....Un saludoo


    http://tiktakstyle.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. Me parece una iniciatica perfecta, que bien que esta mujer se alejo del mundo de las polémicas de telecinco.
    Espero que lo disfrutaras.
    Un abrazo, Héctor.

    ResponderEliminar
  4. pasate por mi blog , espero que te guste
    http://poydel.blogspot.com.es/
    http://web.stagram.com/n/poydel/

    ResponderEliminar
  5. Me encanta el post. Te sigo. :)
    Saludos!

    www.the-styleguide.blogspot.mx

    ResponderEliminar